UTQG / Treadwear: ¿para qué sirve?

    Las siglas UTQG provienen del inglés Uniform Tire Quality Grading. Es un sistema originado en los Estados Unidos, por su Departamento de Transportes, para calificar la calidad y uniformidad de un neumático. Este índice se puede encontrar en el flanco del neumático y consta de un número, generalmente de 3 cifras y 2 o 3 letras:

    El número representa el desgaste de rodado (o Treadwear). Se parte de un neumático de control, cuyo desgaste se representa con el número 100. El resto de neumáticos se testean en relación a éste. Con ello tenemos que, un neumático con una calificación de 200, habrá aguantado en la pista de pruebas el doble de tiempo que el de control, uno con 300 aguantará el triple y así sucesivamente. 

    A continuación, encontramos 1 o 2 letras. Éstas corresponden a la clasificación de tracción. En este caso las pruebas que se efectúan son de frenado en línea recta en superficie mojada. La calificación más alta es la de AA, seguida de A, B y C, siendo esta última la más baja.

    La última letra indica la clasificación de temperatura. Con ella se califica al neumático en función de la cantidad de calor que es capaz de disipar. Cuanto mayor sea, mayores velocidades se podrán alcanzar sin que la acumulación de calor produzca efectos negativos en el neumático. La calificación se representa por A, B o C, siendo la A la que más calor disipa.