¿Debo cambiar mis neumáticos si han aparecido grietas en ellos?

    Los neumáticos de un automóvil están sometidos durante la conducción a grandes cambios de temperatura, fricción constante, polvo y otros elementos ambientales. Incluso cuando el vehículo está aparcado, los neumáticos siguen sufriendo las condiciones climatológicas (especialmente si está estacionado a la intemperie), así como cambios de presión y temperaturas. Los largos períodos sin rodar con nuestro coche también son contraproducentes para la conservación adecuada de los neumáticos.

    Todos estos factores contribuyen a la pérdida de propiedades de nuestras gomas. Con el paso del tiempo pueden aparecer grietas en nuestros neumáticos. Si bien no representan un peligro inmediato, son un claro indicador de que las propiedades, especialmente la elasticidad, han disminuido de forma drástica

    Por tanto, debemos proceder a su sustitución por unos neumáticos nuevos que nos aporten de nuevo todas sus cualidades en materia de conducción y de seguridad. Debemos tener en cuenta que estas grietas son uno de los motivos que nos pueden impedir el paso de la ITV.