¿Cuándo es necesario un certificado de homologación?

    Cuando sustituimos neumáticos, o cambiamos de llantas debemos ajustarnos a unas ruedas que sean equivalentes a las originales de nuestro vehículo. Esto significa cumplir las siguientes condiciones:

    • El índice de carga del neumático debe ser igual o superior al de serie.
    • El índice de velocidad, también, debe ser igual o superior.
    • La diferencia de diámetro exterior respecto al original no debe exceder el ±3%.
    • El perfil de llanta de montaje debe ser correspondiente al neumático.

    En el caso de que alguna de estas premisas no se cumpla, resultará imprescindible homologar nuestros neumáticos. Deberemos presentar la documentación correspondiente a esta homologación a la hora de pasar la ITV. Estos documentos son: el Informe de Conformidad expedido por un laboratorio oficial acreditado por el Ministerio de Industria y del Certificado de Montaje del instalador.

    El Informe de Conformidad, normalmente, se puede solicitar en los concesionarios de la marca de nuestro vehículo. Una vez obtenido, podremos dirigirnos al taller que elijamos para que nos monten los nuevos neumáticos y, una vez realizada la instalación, nos proporcionen el Certificado correspondiente. Con estos documentos en nuestro poder no tendremos problemas en nuestra próxima cita con la ITV.