¿Cómo guardar los neumáticos?

    Cuando tenemos más de un juego de neumáticos, generalmente cuando hemos instalado neumáticos de invierno y tenemos desmontados los de verano, debemos de almacenarlos hasta su siguiente uso. 

    El lugar en el que vayamos a dejar nuestros neumáticos durante este tiempo debe cumplir ciertos requisitos para que su conservación sea correcta. Que esté resguardado de la luz solar, bajas temperatura y que no haya un exceso de humedad.

    Además, también tiene una gran influencia la posición de almacenaje.

    En el caso de neumáticos montado en llantas, lo ideal es apilarlos sobre sus flancos o tenerlos suspendidos en posición vertical. 

    Por el contrario, si los guardamos sin llantas, debemos evitar el apilamiento o la suspensión, puesto que produciría deformaciones en los flancos o en el diámetro respectivamente. La posición idónea será en posición vertical sobre una superficie plana.

    En ambos casos deberemos de girarlos regularmente para evitar cualquier tipo de hundimiento o deformidades.

    Si no disponemos de espacios adecuados para el almacenaje de nuestros neumáticos tenemos una alternativa. Actualmente en muchos talleres donde instalan neumáticos disponen de un servicio de almacén para las ruedas que no estemos utilizando. Por un precio asequible se harán cargo de ellas, conservándolas de manera idónea hasta su próxima monta, ahorrándote trabajo y espacio.