BLOG ONNEU

    Todo sobre el mundo del motor

    Lo que debes saber de la Ruta del 66

    Lo que debes saber de la Ruta del 66

    La Ruta 66 es una vía mítica que recorre Estados Unidos de costa a costa, desde Chicago a California pasando por Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México y Arizona a lo largo de sus casi 4.000 kilómetros de trayecto. ¿Estás preparado para recorrer carreteras infinitas y paisajes interminables?

    Un poco de historia

    Se inauguró en 1926 y fue la primera carretera asfaltada del país. Era el principal itinerario de los emigrantes que decidían poner rumbo al oeste huyendo de las tormentas de arena durante los años 30 así como de camiones de mercancías.

    En 1985 fue retirada de la Red de Carreteras de Estados Unidos al ser sustituida por una vía mejor, sin embargo, años más tarde y debido a una moción popular, volvió a abrirse al tráfico. Hoy en día es utilizada por muchos viajeros que quieren hacer un recorrido por EEUU cargado de historia, ambiente Western y Rock & Roll.

    Turismo sobre ruedas

    Si te has decidido a darles un poco de caña a los neumáticos de tu coche o moto, toma nota de las paradas que no te puedes perder a lo largo de The Mother Road. Para cargarte de energía antes de emprender la ruta desayuna en el Lou Mitchell's  Restaurant, un clásico abierto en 1923 a quien se atribuye la invención de los donuts, ¿hay algo más estadounidense para comenzar? A partir de ahí tendrás que marcar qué  otros altos en el camino quieres hacer: merece la pena ver el cruce de los ríos Missisippi y Missouri en St. Louis, los restos delas tribus indias del viejo Oeste en Oklahoma (que significa, de hecho, “piel roja”), el monumento a las botas de Cowboy en North Star Mall (Texas), las montañas rojizas y el Route 66 Auto Museum en Santa Rosa, los ranchos y parajes desérticos, el Gran Cañón, Las Vegas y, por qué no,  las impresionantes mansiones y avenidas de Hollywood para terminar.

    ¿Qué debes tener en cuenta?

    Ante un viaje de estas características es fundamental que planifiques tus etapas. Aunque siempre conviene dejar algo a la improvisación, no está mal que lleves un listado de las paradas que consideras imprescindibles, qué lugares son los más aconsejables para hacer noche, qué sitios emblemáticos merecen una parada para almorzar...

    Lo ideal es viajar en verano, otoño o primavera. Aunque hay que ir con cuidado en caso de que te pille una tormenta al volante, disfrutarás de un clima más agradable y aprovecharás mucho más los días, porque son mucho más largos que en invierno, que apenas hay luz natural.

    También es más que recomendable que hagas una revisión previa del vehículo que vas a utilizar: recuerda que, de hacer la ruta completa, serán casi 4.000 kilómetros. Es importante que compruebes todos los elementos de tu coche: desde el aceite o las luces hasta la presión de los neumáticos. Si te atreves a recorrer EEUU de costa a costa deberás vigilar que todo está en orden cada ciertos kilómetros: no olvides llenar bien el depósito y asegurarte de que tus ruedas siguen en perfecto estado. 

     

    Etiquetas: ruta del 66 viajes