BLOG ONNEU

    Todo sobre el mundo del motor

    ¿Qué dice tu coche de ti?

    ¿Qué dice tu coche de ti?

    Quizá te parezca que la decisión que tomas al escoger tu vehículo es arbitraria, pero no es así: la elección de una determinada marca, el color y qué atención dediques a su mantenimiento, también arrojan información sobre cómo eres. Aunque es difícil establecer un prototipo sobre el conductor de cada coche sí existen algunas señales sobre el dueño del vehículo.

    La marca y el modelo

    Revela tu estilo de vida: probablemente si conduces un monovolumen tengas familia, si tienes un biplaza no te plantees tener hijos a corto plazo, si escoges un descapotable buscas la admiración de los demás y si eliges un deportivo es que te va la aventura.

    El color

    Es, según las estadísticas, lo que más llama la atención de los compradores que, normalmente, saben en qué tono van a adquirir su vehículo y no se van a conformar con lo que se encuentren en el concesionario. Los conductores más calmados y serenos optan por colores como el plateado. Quienes disfrutan de una vida sencilla y se define como perfeccionistas posiblemente se decanten por el color blanco. El rojo lo escogen las personas más enérgicas y apasionadas y el negro queda reservado para espíritus rebeldes.

    Limpieza y mantenimiento

    El aspecto de tu coche nos dice muchas cosas sobre ti: ¿te preocupas de mantener impoluto el interior de tu coche y de lavarlo para que siempre esté reluciente o eres de los que tiene los asientos llenos de migas y un montón de botellas de agua vacías en los asientos traseros? Un coche limpio revela una personalidad ordenada, así como uno que parece descuidado nos dice que su dueño no se toma mucho tiempo en ese tipo de labores y que evita todo lo que puede perder su tiempo en la limpieza.

    Las revisiones también revelan el tipo de dueño de cada coche: si circula con los neumáticos desgastados o alguna luz fundida no se trata de una persona precavida. Si por el contrario se adelanta a las averías y en cuanto detecta una anomalía acude a un taller estaremos ante una persona previsora y prudente.

    La manera de agarrar el volante

    Si conduces con tus manos en las posiciones 10 y 2 del reloj – tal y como te enseñaron en la autoescuela – es que eres perfeccionista; si las llevas pegadas en la parte de arriba eres una persona insegura; si tienes la costumbre de agarrarlo por la parte de abajo es que tienes una actitud directiva y si acostumbras a llevar el volante solo con una mano y dejas que la otra caiga a un lado eres más bien independiente.